Google+ Followers

20130804

la escalera de los dioses7

boy, me desperté de una dormida larga, me metí un antidepresivo y me levanté a mear. la escritura lo dice queridos hermanos míos. la escritura sagrada & oscura. el sabio no se nota. tomá. básicamente, vení mañana..
la cosa es que pensaba en las cosas y encontraba todo muy ridículo y muy inflado y creí que le había dado dimensiones difíciles a lo ocurrido, y julieta estaba lejos lejos lejos mis hermanos. me sentía extraño, preparado, listo, liquidado.
era tarde y me llamaron para ir a una comida por la despedida de un amigo, el delmo, que se fue a italia.
me resistí primero pero luego me acordé de que la esposa tiene una amiga, una mina que yo había visto en una ocasión y me parecía interesante, quería ir a ver si estaba y tratar de acercarme o algo. fui a buscar un taxi. llegué a la casa y había muchísimas personas, no conocía prácticamente a nadie. siempre me transpira una mano en estos forzados eventos por juntar gente al pedo, solo con el mero propósito de vigilarse unos a otros y darse importancia, o simplemente para obedecer a las comunes insistencias sociales establecidas para relacionarse con otros. no sé hermanos míos, me transpira la mano y no lo comparto para nada. es antisocial pero es la verdad. pasa que tampoco conocía a quienes había visto y saludado. pero apareció un rostro familiar y era veronika, una de las chicas que paraban en el hostel de al lado. era de ucrania. ucrecia. no sé de un lugar de esos que te lo dicen y te lo olvidas inmediatamente. una gringa simpática y bastante atractiva. además hablaba castellano como el orto, metía mejor inglés y yo sé asíque había hablado varias veces con ella, pero nunca sobrio. creo que una vez, una vez que fuimos a una cabalgata por las montañas en el invierno, y traté de hacerle algo, pero estaba muy ebrio e intratable. la tomé de un brazo para saludarla y preguntarle donde estaban nuestros amigos. olía como una botella vacía de vodka. pensé mierda quiero un trago ya..